Abascal: no dé la espalda a los ciudadanos