¿Quién defiende a los benedictinos del Valle?